Entre los sectores que evidenciaron las mayores expansiones se encuentran los autos de lujo con un incremento de 15,6%, el turismo de lujo, con un 12%, y la venta de vinos íconos, con un 10%.